Su elegante rojizo natural se integra a la perfección en entornos exteriores

Acero corten

En Herrería Bidebieta llevamos más de 20 años trabajando con carpintería de acero corten en Gipuzkoa.

El Acero Corten tiene un alto contenido de cobre, cromo y níquel que hace que adquiera un color rojizo anaranjado característico. Este color varía de tonalidad según la oxidación del producto sea fuerte o débil, oscureciéndose hacia un marrón oscuro en el caso de que la pieza se encuentre en ambiente agresivo, como sucede cuando está a la intemperie.

El acero corten es un acero con resistencia mejorada a la corrosión atmosférica (también es conocido como acero resistente a la intemperie). La capa de óxido superficial de este acero se vuelve más y más estable con el paso de los años, a diferencia de los aceros con revestimientos de colores sintéticos, que, por la agresión de los agentes atmosféricos, pierden color y gradualmente se van descomponiendo. Su color rojizo natural se va integrando muy bien en el entorno.

En la fase inicial de la corrosión se forma una capa de óxido impermeable muy bien adherida. Esta capa consiste en óxidos de hierro enriquecidos, esta capa compacta de oxidación se forma más lenta o rápidamente según la atmósfera que le envuelve, impide una difusión adicional del oxigeno en el metal base y de este modo se evita la corrosión interna.
En el acero corten no es necesario el pintado para proteger la pieza de las condiciones atmosféricas de la lluvia, nieve, viento, sol. El acero corten es ideal para fabricar estructuras metálicas, almacenes, revestimientos de edificios, cubiertas, puentes, vallas, farolas, pérgolas, mobiliario urbano en general…

TAMBIÉN TRABAJAMOS CON OTROS MATERIALES

Ir arriba